Hotel Aberotel Montparnasse

24 Rue Blomet, París, Francia Ver ubicación
Hotel Aberotel Montparnasse
24 Rue Blomet, París, Francia
Aberotel Montparnasse - Hotel - 1
Hotel
Aberotel Montparnasse - Hotel - 2
Hotel
Aberotel Montparnasse - Hotel - 3
Hotel
Aberotel Montparnasse - Habitación - 4
Habitación
Aberotel Montparnasse - Habitación - 5
Habitación
Aberotel Montparnasse - Habitación - 6
Habitación
Aberotel Montparnasse - Habitación - 7
Habitación
Aberotel Montparnasse - Habitación - 8
Habitación
Aberotel Montparnasse - Restaurante - 9
Restaurante
Aberotel Montparnasse - Terraza - 10
Terraza

Información general del hotel Aberotel Montparnasse

Conoce el Aberotel Montparnasse

El Aberôtel, residencia con encanto de 3 estrellas, es un auténtico oasis de confort y de relajación en el punto de encuentro de barrios animados y populares de París.Mobiliario y objetos exóticos, luz suave, paleta de tonos ocres... su decoración refinada y relajada ha sido pensada hasta el mínimo de los detalles para transportarle a lejanos horizontes. Wi-Fi gratis Climatización Ascensor Caja fuerte Consigna de equipajes Puesta a su disposición de un ordenador previa solicitud Recepción 24 h Personal multilingüe (francés, inglés, español, italiano) Se aceptan pequeños animales de compañía Parking público en las proximidades Reserva de restaurante y espectáculos Accesible para personas de movilidad reducidaServicios y equipamientos en las habitaciones: Wi-Fi gratis Cuarto de baño y WC Climatización individual Servicio desayuno en la habitación Despertador automático Lavandería Caja fuerte Teléfono Televisión por satélite pantalla plana Secador de pelo Productos de bienvenida Accesible para personas de movilidad reducida

Servicios del hotel Aberotel Montparnasse

  • Ascensor-es
  • Desayuno buffet
  • Jardín
  • Desayuno
  • Desayuno continental
  • Sala para desayunos
  • MasterCard
  • American Express
  • Diners Club
  • Visa

Opiniones del hotel Aberotel Montparnasse

Lugares de interés en París

Torre Eiffel

La Torre Eiffel fue construida por Gustave Eiffel con motivo de la Exposición Universal de 1889 que conmemoraba el primer centenario de la Revolución Francesa. Su construcción duró 2 años, 2 meses y 5 días y fue una auténtica proeza técnica y arquitectónica. Desde los años 80, el monumento ha sido renovado, restaurado y adaptado regularmente para un público cada vez más numeroso. La torre también representa la magia de la luz. Es el símbolo de Francia en el mundo, balcón de París, en la actualidad cuenta con casi 7 millones de visitantes al año.