Aviso de viaje:Coronavirus (COVID-19).

Más información

Viajes a Barcelona

Ofertas Diputación de Barcelona | B the travel brand

Conoce Barcelona con B the travel brand

L’Alt Penedès, El Baix Llobregat, El Garraf, El Maresme, El Vallès Occidental y El Vallès Oriental son las seis comarcas que conforman la marca turística Costa Barcelona, un territorio que tiene en el mar su referente y su razón de ser, pero que también sabe vivir de la tierra, de las llanuras, de sus suaves relieves y de la vegetación mediterránea.
 
Un espacio considerablemente poblado, con grandes ciudades y numerosos e importantes ejes viarios, en el que hay lugar, además, para que la naturaleza se muestre generosa, para la viticultura y otros cultivos, y para la preservación de un patrimonio civil y religioso que nos permite conocer su dilatada y rica historia.

La proximidad de Barcelona ha dejado, sin duda, su impronta en las seis comarcas. Sin embargo, todas y cada una de ellas tienen sus singularidades, su modus vivendi y formas de operar, sus espacios donde trabajar y disfrutar del tiempo libre, sus ejes comerciales y arraigadas fiestas, además de una gastronomía en la que abundan recetas locales y productos de la tierra que son todo un placer para el paladar. Un territorio que, si bien en verano se llena de bañistas que acuden a sus playas, a lo largo de todo el año reúne notables atractivos que invitan a visitarlo, ya sea en una breve o en una larga estancia: modernismo por doquier, de veraneo, residencial o industrial; enoturismo, especialmente en L’Alt Penedès y El Maresme (DO Alella); El Garraf, que nos habla tanto de los indianos que se fueron a hacer las Américas como de los artistas que se reunían en la comarca hace poco más de un siglo; poblaciones en las que relajarse o disfrutar de los beneficios para la salud de sus aguas termales; museos de temáticas muy diversas y festivales musicales de primera línea; ferias, mercados y jornadas. Todo ello acompañado de unos excelentes servicios turísticos, ya sea a la hora de alojarse, de comer o de llevar a cabo mil y una actividades, acuáticas o en tierra firme.
 

Bages1.jpg

Un destino ideal para visitarlo en familia, con un clima que permite hacer planes los doce meses del año. Si se desea disfrutar de unos cuantos días en el destino, se puede elegir entre un gran número de alojamientos de todo tipo y categorías. Los campings, establecimientos de turismo rural, apartamentos y hoteles de Costa Barcelona se distribuyen a lo largo y ancho del territorio. Estos últimos están preparados para acoger a viajeros de todo el mundo, ofrecen una variada oferta gastronómica y disponen de personal con dominio de idiomas.
 
Costa Barcelona dedica una especial atención a las familias. Si se viaja con niños, es un destino ideal para que grandes y pequeños disfruten todo el día de una amplia oferta de servicios e instalaciones concebidos para el turismo familiar.

A continuación, explicaremos algunas más que, con toda seguridad, harán sonreír a niños y niñas: por ejemplo, en Costa Barcelona hay dos parques acuáticos, ambos en la comarca de El Maresme, Illa Fantasía y Marineland. En Torrelles de Llobregat se puede pasear por Cataluña en Miniatura, un recinto al aire libre que muestra a través de maquetas muchos de los edificios más emblemáticos del país; no muy lejos de este lugar, en el Parque Arqueológico Minas de Gavà, se puede realizar un recorrido por el interior del conjunto minero más antiguo de Europa. La carpa del Circ Cric, del conocido payaso Tortell Poltrona, se encuentra instalada de forma permanente en Sant Esteve de Palautordera. Cubelles acoge una exposición dedicada al mítico payaso Charlie Rivel, nacido en este municipio de El Garraf en 1896; no faltan ni la silla ni la guitarra de este famoso clown, con los que siempre se acompañaba.

La interactividad que permite el Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña (mNACTEC), en Terrassa, y la curiosidad que despiertan en los niños las exposiciones que acoge garantiza que se lo pasen en grande visitando este espacio científico y técnico. Quizás también les interese conocer cómo se elaboraba el vino o el cava: varias bodegas de El Penedès organizan visitas y talleres pensados para ellos. Pero en Sant Sadurní d’Anoia no todo es cava: en la población encontramos el Espacio Chocolate Simón Coll, donde pequeños y grandes se adentrarán en el mundo de este producto a través de una experiencia multisensorial.

Platja-El-Prat-Albert.jpg
vng.jpg

Si en casa hay futuros Galileos, los observatorios astronómicos del destino abren sus puertas para poder conocer aspectos del universo u observar el firmamento a través de un telescopio: el de Sabadell, el de Tiana y el de El Garraf son tres de los más activos. En cambio, si lo que les gusta a los más pequeños es hacerse a la mar, varias empresas a lo largo de la costa organizan paseos en embarcaciones, o incluso algunas actividades permiten acompañar a pescadores en el transcurso de su jornada de trabajo. Eso sí, ¡en este caso habrá que madrugar! Si vuestros hijos son de los que prefieren tener los pies en el suelo, con toda seguridad les gustará Museo Mollfulleda de Mineralogía, en Arenys de Mar, que alberga una destacable colección de minerales. En Vilassar de Dalt se encuentra el Museo Cau del Cargol, que muestra un millar de conchas de moluscos marinos, terrestres y de agua dulce procedentes de todo el mundo. En el Cim d’Àligues de Sant Feliu de Codines las aves rapaces son las protagonistas: águilas, buitres, cernícalos, halcones, lechuzas o búhos son solo algunas de las rapaces que no solo se podrán observar a escasos metros, sino que también volarán por encima de las cabezas de los más pequeños.

¿Quién ha dicho que las matemáticas son aburridas? El palacio Can Mercader, en Cornellà de Llobregat, alberga el Museo de las Matemáticas, interactivo y muy divertido. El Museo Archivo Tomàs Balvey, en Cardedeu, ofrece la posibilidad de conocer cómo eran las farmacias hace unas décadas. Asimismo, el Museo Cusí de Farmacia, de El Masnou, alberga una farmacia del siglo XVI que se encontraba en la abadía benedictina de Santa María la Real de Nájera, en La Rioja, además de una extensa colección de libros antiguos y enseres relacionados con la medicina y el ámbito farmacéutico.

Castelldefels, Vilanova i la Geltrú, Calella, Pineda de Mar, Santa Susanna y Malgrat de Mar están certificadas con el sello de Destino de Turismo Familiar, concedido por la Agencia Catalana de Turismo. Esto significa que son especialmente sensibles a las familias con niños y que ofrecen unos equipamientos y servicios adaptados a sus necesidades.

 

Terrassa--Vallès-Occidental-.jpg
gastronomia .jpg

Clubes infantiles en la playa, zonas públicas de recreo y de juegos, numerosos restaurantes con menús infantiles, una oferta extensa de habitaciones de hoteles familiares o un amplio programa de animación y actividades para los más pequeños son algunas de las constantes de las localidades con sello de Destino de Turismo Familiar. Estos municipios, así como algunos otros, se pueden recorrer, sobre todo en época estival, en trenes turísticos, vehículos que permiten conoce las poblaciones. Santa Susanna alberga su Museo del Campesinado, situado en una masía con un entorno privilegiado; con toda seguridad, conocer los orígenes del mundo rural también resultará atrayente para los niños. Por supuesto, a todo ello debemos sumar las propuestas que organizan muchos alojamientos destinados a los niños y la amplia oferta concebida para ellos en el transcurso de fiestas mayores y otros momentos del año, como carnaval, el día de Sant Jordi, la verbena de San Juan, Todos los Santos o Navidad.