Bélgica: Bruselas, Ámsterdam y el Rhin

Viaja por los Países Bajos y el Rhin

explore Explorar circuito

Bélgica: Bruselas, Ámsterdam y el Rhin

Duración Duración
5 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Viaja por los Países Bajos y el Rhin
Mucha atención, viajero, porque con este viaje ponemos Europa a tus pies recorriendo los Países Bajos y Alemania, y ciudades tan interesantes como Ámsterdam, Bruselas, La Haya, Colonia o Frankfurt, incluída una experiencia muy especial que será difícil de olvidar: navegar por el Rhin.
Conoce en este viaje los Países Bajos y las ciudades del Rhin

Hay muchas razones para visitar Bruselas. Podemos enumerar algunas: arquitectura, cerveza, chocolate, patatas fritas… y gente de todas las nacionalidades que se da cita en la capital de Bélgica. Pero si quieres conocer Europa no puedes pararte aquí. Rotterdam y La Haya, en los Países Bajos, están en el camino. Descúbrelas a tu aire o déjate acompañar en una visita panorámica guiada que incluye la entrada al parque de Madurodam. Y dile ¡hola! a Ámsterdam, una ciudad bulliciosa, divertida y pintoresca a la vez, donde es imposible no mantenerse en forma. ¡Seguro que no has visto nunca tantas bicicletas juntas!

"Súbete a un barco y navega por el Rhin divisando castillos medievales, paisajes frondosos e idílicas localidades a ambas orillas de la red fluvial más importante del continente.”

Después de Bélgica y los Países Bajos llega el turno de Alemania donde podrás visitar dos de sus ciudades más destacadas: Colonia (en la desembocadura del Rhin) y Frankfurt (con el río Main atravesando toda la ciudad). Lo más interesante es la manera cómo viajarás de una ciudad a otra: navegando por las tranquilas aguas del río Rhin. Recorrer este importante río será una experiencia difícil de olvidar ya que, en el viaje entre Colonia y Frankfurt, podrás ver algunos de los paisajes más hermosos de Alemania, con sus ciudades, campos y viñedos y avistar numerosas fortificaciones y castillos medievales, típicos de la región de Renania. ¡Brújula al bolsillo!

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 Rumbo a Bruselas
incluye
  • Cena.
Ciudades visitadas
  • Bruselas
¡Bienvenido a la capital de Bélgica, viajero! ¡Europa está a tu alcance! Ni te lo pienses y pon rumbo directo a la Grand Place (o Grote Markt en idioma flamenco), patrimonio de la Humanidad. De noche y de día, su visión es espectacular. Y si tienes la oportunidad de verla en agosto, el año en que se convierte en un tapiz de flores, entonces ya podrás contarle a todo el mundo que eres un viajero privilegiado. En la Grand Place podrás beberte una cerveza artesana (tienes hasta un museo de la cerveza), comer algo en sus terrazas (¿qué te parecerían unos mejillones con patatas fritas?) o entrar en la chocolatería Godiva donde sólo oler ya es pura golosina. Pasea sin prisas porque hoy cenamos y dormimos en Bruselas.
2 Visita Bruselas, Rotterdam, La Haya y Ámsterdam
incluye
  • Desayuno y cena
Ciudades visitadas
  • Roterdam
  • La Haya
  • Ámsterdam
Visitas
  • Panorámica de Bruselas
La Grand Place es el corazón de Bruselas. Te impresionará por su grandiosidad. Está rodeada de históricas edificaciones como el ayuntamiento de origen medieval, la Casa de Rey de España, la Casa de los Duques de Brabante, y los edificios gremiales. Uno de los placeres es sentarte a beber una cerveza artesana belga en la Grand Place, viendo cómo late el corazón de la ciudad. Por supuesto, nadie se va de Bruselas sin hacerse una foto en la Grand Place pero tampoco sin su foto de rigor en el Manneken Pis. ¿Sabes lo pequeña que es la famosa escultura? Solo 50 centímetros. En tu ruta por Bruselas apunta una visita al Palacio Real, en la parte alta de la ciudad, al sur del Parque de Bruselas, una zona muy recomendable para pasear, que limita con la rue Ducale, el Palacio de la Nación (sede del Parlamento belga) y la rue Royale. En esta visita destacamos dos iglesias: la Basílica del Sagrado Corazón y la Catedral de Bruselas, cuya vista nocturna es muy especial. Nuestro siguiente destino es Rotterdam, con su famoso puerto y su interesante arquitectura. Con el Puente Erasmus, las Casas Cubo o la Fábrica Van Nelle. Mucho más nuevo es el Market Hall, un mercado gastronómico ubicado en un impresionante edificio. Después saldremos hacia La Haya, una ciudad que tiene de de todo. ¡Hasta playa! Es la sede del gobierno de los Países Bajosy alberga numerosos organismos internacionales como la Corte Penal Internacional, la Corte Internacional de Justicia (ubicada en un impresionante palacio al final de un camino conocido como ‘camino de la paz’), la Europol o la Corte Permanente de Arbitraje. En esta ciudad los edificios modernos conviven con los antiguos y en varios puntos de la ciudad quedan huellas de la Segunda Guerra Mundial. No puedes perderte una visita al complejo Binnenhoff, junto al lago Hofvijver, donde se ubican el Parlamento y el Ridderzaal o Sala de los Caballeros. Aquí se encuentra también el Museo Mauritshuis al que llegan los viajeros para admirar la famosa obra de Vermeer ‘La joven de la perla’. Muy cerca está Plein, la plaza, muy concurrida en verano. Si eres de los viajeros que disfrutan de mezclarse con los residentes, no te pierdas el Haagse Markt, el mercado al aire libre más grande de Europa, donde podrás comprar prácticamente de todo los lunes, miércoles, viernes y sábados. Después de caminar por la ciudad, acércate a las playas de Scheveningen y a su animado puerto, porque La Haya es ciudad costera y es posible llegar en muy poco tiempo desde el centro de la ciudad hasta el mar. Antes de seguir camino, ¿qué te parecería visitar Madurodam? Un parque temático que te transporta a la ciudad más pequeña de Holanda, con todos los monumentos más importantes del país a un tamaño 25 veces menor que la realidad. Momento de poner rumbo a Ámsterdam, ciudad de canales que recuerda a Venecia. Tienes la opción de recorrerlos en lancha. ¿Te apuntas? Después, cena y al hotel a descansar. Mañana será otro gran día.
3 Ámsterdam. La Venecia del norte
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Ámsterdam
Visitas
  • Panorámica de Ámsterdam
¡Zapato cómodo, viajero! Llegó el día de descubrir esta increíble ciudad. El corazón de la ciudad está en la Plaza Dam, rodeada de monumentos y edificios históricos como el Palacio Real, que puedes visitar. Tal vez tengas suerte y te encuentres con el rey Guillermo de Holanda que utiliza el palacio para recepciones oficiales. Sigue hasta Munttoren o Torre de la Moneda, en la plaza Muntplein y junto al canal Singel, conocida con este nombre porque en el siglo XVII allí se acuñaban monedas. Muy cerca y también sobre el canal Singel está el mercado flotante de flores o Bloemenmarkt, que flota sobre enormes barcazas y pantalanes. Encontrarás flores de todos los tipos, precios y colores. ¡Nunca faltan en casa de un holandés las flores frescas!. Es momento de adentrarnos en el barrio judío, reconstruido después de la Segunda Guerra Mundial, cuando las sinagogas y casas fueron destruidas. Son muy interesantes aquí el Museo Histórico Judío, la Sinagoga Portuguesa, la Casa de Rembrandt o el taller de diamantes Gassan Diamonds. Justamente esa es una de las visitas que tenemos preparadas: una fábrica de tallado de diamantes. Aquí se han tallado desde los diamantes más grandes del mundo hasta los más pequeños. Vale la pena la experiencia. ¿Aún tienes ganas de más, viajero? Pues no te pierdas una excursión a los pueblos marineros de Marken y Volendam, con sus idílicos paisajes, sus casas de madera y los barcos de pesca. Es muy posible que te cruces con alguno de sus habitantes con el traje típico de la región. En algunos lugares parece que el tiempo se detiene. Hoy dormimos en Ámsterdam.
4 Ámsterdam, Colonia y Frankfurt. Frankfurt a través del río Rhin.
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Frankfurt
Seguimos camino hacia Colonia, la cuarta ciudad más grande de Alemania. Ubicada a orillas del río Rhin, Colonia es una ciudad joven con mucha vida. Hay nada menos que 100.000 estudiantes en sus universidades y escuelas superiores. En Colonia está uno de los monumentos más visitados de Alemania: su Catedral, que durante mucho tiempo fue el edificio más alto de Europa. Comenzó a construirse en el siglo XIII y no se dio por terminada hasta el siglo XIX. En 1996 la Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad. Antes de llegar a Frankfurt disfrutaremos de la maravillosa experiencia de navegar por el río Rhin. Será una experiencia difícil de olvidar. En tu recorrido verás algunos de los paisajes más hermosos de Alemania y avistarás numerosas fortificaciones y castillos medievales. Cuando lleguemos a Frankfurt nos instalaremos en el hotel antes de aprovechar el tiempo libre para pasear por la ciudad. Frankfurt está a orillas del río Meno (de ahí su nombre, Frankfurt am Main) y enseguida verás que es una ciudad de contrastes, con grandes rascacielos junto a antiguas edificaciones. Es un centro económico muy importante de Alemania donde tienen su sede el Banco Central Europeo, el Deutsche Bank y de la Bolsa alemana y acoge eventos internacionales como la Feria del Libro o la Feria del Automóvil. Hay muchos lugares que visitar en Frankfurt, así que ¡no pierdas tiempo!. Museos como el Städel, el Museo de Arte Moderno o el Museo Goethe, en recuerdo del poeta y novelista alemán nacido en esta ciudad en 1749. Puedes recorrer plazas como Römerberg, An der Hauptwache, el Jardín de las Palmeras, visitar el zoo, uno de los más importantes de Europa o pararte en alguno de los ‘mercados de pulgas’ de la ciudad (son mercados de antigüedades y de objetos de segunda mano; muy concurridos). Y, por la noche, no te pierdas su ambiente nocturno con locales de música en vivo y mucho jazz. ¿Te gusta la música, viajero? Nos quedamos a dormir en Frankfurt.
5 Hasta pronto. Regresamos a España
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Frankfurt
Frankfurt será la última ciudad de este fantástico viaje antes de subir al avión que nos llevará a casa. Tiempo libre, dependiendo de la hora de tu vuelo hasta la hora del traslado al aeropuerto para llegar a nuestra ciudad de destino. Hasta aquí llegan nuestros servicios. Solo esperamos vivir de nuevo juntos nuevas experiencias. ¡Feliz regreso!

Conoce un poco más de Bélgica, Países Bajos y Alemania

Indispensables para tu viaje
Documentación necesaria

Como países miembros de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.

Moneda
La moneda oficial es el euro y puede que al retirar efectivo se le aplique alguna comisión bancaria. Antes de viajar, le recomendamos consultarlo con su entidad.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos, llamados ATMs o Cash Machines, están en todo el país y casi todos aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard o Cirrus). En la pantalla de los cajeros aparecerán los logos de las distintas tarjetas que acepta cada uno. También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

Divisas
En Alemania no existen restricciones de moneda, sea local o extranjera y en los Países Bajos y Bélgica es obligatorio declarar si portas una cantidad superior a los 10.000 euros en aduanas.
Salud

Alemania

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

Países Bajos y Bélgica

Si bien no es necesaria ninguna vacuna para viajar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todo viajero esté vacunado contra la difteria, el tétanos, el sarampión, las paperas, la rubéola y la polio, independientemente de su destino.
Información general
Idioma
El idioma oficial predominante en los Países Bajos es el neerlandés pero en general, la mayoría de personas habla y entiende inglés. En Bélgica también se habla el neerlandés aunque como oficiales además encontramos el francés y el alemán. El idioma oficial en Alemania es el alemán.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica en Alemania es de 220 voltios a 50 Hz y en Bélgica y Países Bajos es de 220/230 a 50Hz. Los enchufes son de tipo europeo (de clavijas redondas), iguales que en España.

WiFi
La gran mayoría de los lugares de alojamiento ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede conseguir conexión en muchos cafés, centros públicos y atracciones turísticas.
Hora local
En Berlín, Ámsterdam y Bruselas la hora oficial es GMT+1, es decir, la misma que en España peninsular y Baleares.
Clima

Alemania

El clima puede variar según la región. Las zonas más calurosas se encuentran en el valle del Rin. En el este y en el sur es donde más bajan las temperaturas y donde suele haber más variaciones entre las diferentes estaciones del año. De hecho, en el este el mercurio suele alcanzar las temperaturas mínimas y, por el contrario, en verano puede hacer mucho calor. En el norte y noroeste llueve en todas las estaciones y los veranos suelen ser suaves.

Países Bajos y Bélgica

Estos países se encuentran muy influenciados por los vientos del Atlántico. El aire sopla constante del oeste, trayendo humedad y lloviznas durante todo el año.

Por tanto, debemos hablar de un clima templado y húmedo:

- El invierno es suave; el mes más frío es enero, con temperaturas medias en torno a los 4 °C. A menudo las temperaturas se ponen bajo cero y, en los inviernos más fríos, se llegan a congelar los canales.

- El verano es templado y agradable. Los termómetros marcan medias de 20 °C, pero no es raro llegar a los 30 °C los días más calurosos de julio y agosto.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.